La agricultura con o sin etiqueta de ecológica va ganando terreno en la tierra de Pinares, y en la localidad de Aguilafuente se ha puesto en marcha una nueva iniciativa ligada a la agricultura tradicional, la huerta natural Pradoancho, que se dedica a la producción de productos naturales para venderlos directamente al consumidor.

Esta explotación o huerta natural es una iniciativa de una mujer, Lara de Miguel, que ha hecho realidad este proyecto de dedicarse a la huerta, tras dejar su trabajo en el campo de la investigación en Madrid. Y “un poco locura”, como ella misma confiesa, “me vine al pueblo para dedicarse a la horticultura que es lo que me hace feliz”.

Esa búsqueda de la felicidad  la ha llevado a cultivar hortalizas  y verduras de temporada cultivadas de manera tradicional, con semillas tradicionales y compostaje natural, (por supuesto nada de recursos fitosanitarios), que hacen que sus productos hortícolas tengan un sabor natural. Y como pequeño productor los vende directamente al consumidor y a pequeños establecimientos de la zona.

Y la cosa funciona, porque señala orgullosa que “se vende todo“. Aunque confiesa que aún está en el camino de alcanzar ese umbral de la rentabilidad, y que “me dé para vivir”. Pero lo mas importante, ya lo ha logrado “esa felicidad ligada a la tierra”, una tierra que cuida con esmero en esta temporada invernal pensando en la próxima temporada”.

Esta joven hortelana no ha estado sola en este proceso y ha contado desde el comienzo con el apoyo de la Unión de Campesinos. Además Lara imparte cursos y talleres para todos aquellos que se quieran iniciar en el mundo de la horticultura tradicional, y les enseña a dar esos primeros pasos para cultivar una huerta a la manera tradicional.

Fuente: Cuellar7.com
Noticia: http://cuellar7.com/lara-de-miguel-una-mujer-que-vive-de-su-huerta-y-productos-horticolas-naturales/83662/